Un vídeo que muestra un presunto intento de agresión sexual a un joven haitiano por marinos uruguayos de la fuerza de paz en Haití "ha puesto en juego la imagen" del país, afirmó el lunes el diputado Javier García, quien anunció que el ministro de Defensa deberá informar el martes a una comisión legislativa.

El hecho se conoció a través de un vídeo que circuló por Internet y que muestra a un joven haitiano de unos 18 años acostado sobre un colchón boca abajo con los pantalones a medio bajar siendo sujetado por al menos dos soldados que pertenecerían a la Armada uruguaya.

El vídeo, tomado desde un teléfono celular, revela que presuntamente se quiere aparentar un intento de violación. Se oyen risotadas y se ve la cara de desesperación del haitiano. En determinado momento, se escucha un grito fuerte, presuntamente del haitiano, y alguien que dice entre las carcajadas "pará, flaco... no la pongás".

El vídeo se hizo llegar a las Naciones Unidas y al ministro de Defensa uruguayo, Eleuterio Fernández Huidobro.

El jefe del contingente naval en Haití, cuyo nombre se mantiene en reserva, fue removido por el gobierno y se inició un proceso para repatriar a cinco efectivos para ser investigados, se informó el domingo oficialmente.

El diputado García, del partido Nacional, opositor, y presidente de la comisión de Defensa, dijo el lunes a la AP que "se trata de un episodio gravísimo y ha sido puesto en juego la imagen del Uruguay. Es un daño muy grande y hay que reaccionar fuertemente".

Informó que el martes se presentará ante la Comisión el ministro de Defensa para informar del episodio y las acciones emprendidas contra los responsables.

El jefe de Relaciones Públicas de la Armada, capitán de fragata, Sergio Bique dijo que no tienen más que informar de momento y "se esperan los resultados de las investigaciones".

El episodio se registró en la base central de Port Salut al sur de Haití donde hay 108 efectivos navales uruguayos de un contingente de 900 soldados que forman parte de la Misión de Paz en Haití.

La noticia de la existencia de ese vídeo y las denuncias ante la ONU, causaron conmoción en el seno de la fuerza de mar que adoptó decisiones como iniciar investigaciones y convocó en Haití a un Consejo de Disciplina Militar y la repatriación de todos los involucrados, un trámite que se realiza a través de las Naciones Unidas.

Un comunicado oficial hecho llegar a la AP el lunes destacó que las conclusiones preliminares de un informe surgió que "se violó el Código de Conducta de Naciones Unidas", y que "se descartó intención de abuso sexual por parte de los involucrados", uno de los aspectos denunciados.

--

EDITORES: Esta información, en el tercer párrafo, contiene un lenguaje que puede ser ofensivo para algunos lectores.