ConocoPhillips defendió el lunes la forma como manejó el derrame de petróleo en la costa este de China y negó las acusaciones de que buscó engañar a las autoridades al decir falsamente que había frenado y limpiado las filtraciones.

Los derrames iniciaron en junio y causaron que la semana pasada se diera la orden de detener toda la producción en el campo petrolero afectado Penglai 19-3 en la bahía Bohai. Las filtraciones provocaron una lluvia de críticas de los medios de comunicación oficiales contra ConocoPhillips mientras grupos ambientalistas exigían sanciones más severas por los daños.

El brazo en China de ConocoPhillips opera pozos en Penglai 19-3 en asociación con la paraestatal china National Offshore Oil Corp., cuyo papel, a pesar de su participación mayoritaria de 51% en la empresa conjunta, ha captado poco la atención.

ConocoPhillips informó en un comunicado el lunes que está comprometido a cumplir con la ley y a llevar a cabo "todas las actividades empresariales con los más altos estándares éticos".

"Este compromiso aplica completamente a la forma como manejamos nuestros negocios en China", añadió.

ConocoPhillips solicitó corregir un reporte transmitido el fin de semana por la cadena estatal Central Television. El reporte señaló que un empleado de ConocoPhillips China entrevistado por Marine Radio dijo que la empresa engañaba deliberadamente a la Administración Estatal de Océanos al reportar que los derrames de crudo habían sido controlados y limpiados.

"El empleado de ConocoPhillips China entrevistado por CCTV no hizo el comentario negativo que CCTV le atribuye", aseguró la empresa.

La Administración Estatal de Océanos dijo el viernes que su investigación encontró que ConocoPhillips no cumplió con el plazo del 31 de agosto en que le ordenaba limpiar por completo el daño de los derrames y asegurarse de que no volverían a ocurrir.

Los derrames, que ocurrieron del 4 al 17 de junio, liberaron unos 700 barriles de crudo en la bahía Bohai y 2.500 barriles de fango mineral de extracción que contiene petróleo hacia el fondo del mar, de acuerdo con la empresa.