China puede contribuir a levantar el tibio crecimiento económico global si sigue adelante con las reformas para fomentar el consumo en su país, dijo el lunes el presidente del Banco Mundial.

Robert Zoellick dijo durante una conferencia de prensa que el Banco Mundial trabaja con el gobierno chino para encontrar la forma de promover el consumo y reducir la dependencia del país en las exportaciones y las inversiones.

Zoellick dijo que la promoción del crecimiento económico con base en el consumo resulta necesaria dado que la economía mundial no puede superar sus problemas actuales dependiendo solamente en medidas de austeridad.