Un pequeño avión que se estrelló y se incendió el domingo en una zona montañosa de California causó la muerte de una persona y el fuego amenazó a la comunidad de la región.

La rapidez con que se propagó en incendio obligó a los residentes a huir de al menos 100 viviendas.

Una casa quedó en cenizas después de que el avión monomotor Cessna 210 se desplomó cerca de Tehachapi, al sur de Bakersfield, de acuerdo con Cary Wright, portavoz del Departamento de Bomberos del Condado de Kern.

Las autoridades desconocen cuántas personas iban en la aeronave, pero confirmaron que una de ellas falleció.

El incendio en el cañón Blackburn "crecía minuto a minuto", dijo Wright, añadiendo que el fuego cambió tres veces de dirección.

Las llamas se extendieron a 3.500 acres (1.416,43 hectáreas) en medio de condiciones de sequía, calor y viento. Más de 400 bomberos y 11 aviones hidrantes luchaban para contener las llamas que avanzaban sin control.

Los equipos combatían las llamas por aire, dejando caer agua desde aviones hidrantes continuamente. La mayoría de los socorristas estaba en tierra y se dedicaba a la protección de construcciones.

"El terreno está empinado y escarpado. El viento gira en torbellino. Toda la maleza seca es una gran fuente de combustible", dijo Wright.

Las autoridades emitieron una orden de desalojo para 100 viviendas que estaban bajo amenaza en el cañón Blackburn y el área de Mountain Meadows.

No se reportaron heridos por el incendio. La Cruz Roja instaló un centro de evacuación en la escuela secundaria Jacobsen en Tehachapi.