Rebeldes kurdos mataron el domingo a cuatro personas -dos soldados y dos guardias de una aldea a favor del gobierno turco — durante ataques separados en el sureste de Turquía, dijeron las autoridades.

Muammer Turker, gobernador de la provincia de Hakkari, en el sureste del país y en la frontera con Irán e Irak, dijo que los rebeldes atacaron y mataron a dos guardias de una aldea que combatieron al lado de las tropas de Turquía en contra de los rebeldes kurdos que buscan la autonomía. Otros cuatro guardias de la aldea, que reciben salario y armamento del gobierno, resultaron heridos.

El ataque sucede un día después de que los rebeldes mataron a dos soldados en un atentado en contra de una patrulla militar en cerca de la ciudad de Tunceli.

Los ataques de las fuerzas rebeldes son en respuesta a los bombardeos que el ejército turco efectuó el mes pasado en presuntos escondites de los rebeldes kurdos en el norte de Irak.