La rusa Mariya Savinova vino de atrás para llevarse el domingo la medalla de oro de los 800 metros en el Mundial de atletismo y destronó a la sudafricana Caster Semenya.

La keniana Janeth Jepkosgei, campeona en 2007, se llevó el bronce.

Semenya pasó al frente cuando faltaban 200 metros, pero no pudo con el potente repunte de Savinova, quien se consagró con un tiempo de 1 minuto y 55.87 segundos.

Semenya empleó 1:56.35 y Jepkosgei cronometró 1:57.42.

La plata fue un buen resultado para Semenya. La polémica que se desató por su género tras ganar el título en Berlín hace dos años la mantuvo fuera de la actividad durante la pasada temporada, pero regresó con fuerza en Daegu.