La rusa Tatyana Lysenko se adjudicó el domingo la medalla de oro del lanzamiento de martillo del Mundial de atletismo con un registro de 77,13 metros.

La alemana Betty Heidler, campeona en 2007, tuvo que conformarse por segunda edición consecutiva con una presea de plata al conseguir una marca de 76,06. El bronce fue para la china Zhang Wenxiu con 75,03.

En cuarto puesto quedó la cubana Yipsi Moreno, dos veces campeona mundial, tras soltar 74,48.

La argentina Jennifer Dahlgren figuró décima entre las 12 finalistas con 69,72.

De todas formas, Dahlgren se despidió de Daegu con un logro importante para el atletismo de su país. Habían transcurrido 12 años desde la última ocasión que un argentino se clasificó a una final en un Mundial. La última fue Alejandra García en el salto con pértiga en Sevilla 1999.