El ministro de Gobierno Sacha Llorenti negó el domingo la presencia del narcotraficante mexicano Joaquín Guzmán, alias "el Chapo", en Bolivia y que éste tenga nexos en el país.

"Jamas me ha llegado la información de ese señor", dijo Llorenti en reacción a una reciente información difundida por la cadena Univisión.

Guzmán es líder del cártel de Sinaloa en México. Según una investigación periodística, el ex director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), Oscar Nina, tendría algún vínculo con Guzmán. Nina ha negado dicha versión.

"Que la gente que no se deje sorprender, no se deje manipular por ese tipo de informaciones, noticias de gente desacreditada, de gente que no tiene la valentía de dar la cara aquí en el país y de gente que tiene el objetivo de tratar de estigmatizar al país", señaló Llorenti.

El ministro reconoció que uno de los grandes problemas por los que atraviesa Bolivia es el narcotráfico pero que el gobierno al mando del presidente Evo Morales lucha para evitar que crezca.

Meses atrás fue aprehendido el ex director de la FELCN René Sanabria con drogas en Panamá y llevado a Estados Unidos, donde en junio se declaró culpable de narcotráfico en una corte de Miami.

Morales expulsó a la agencia antinarcóticos estadounidense DEA de Bolivia en 2008 y poco después al embajador de Estados Unidos Philip Goldberg, tras acusarlos de espionaje.

Llorenti señaló que sin la DEA Bolivia está cumpliendo con la lucha antidrogas y que para garantizarlo hasta fin de año se lanzará un paquete de leyes más severas.