La compañía nacional de hidrocarburos de Uruguay, ANCAP, comenzará a realizar perforaciones en el interior del país en busca de petróleo antes de fin de año empleando recursos propios, anunciaron hoy fuentes de la empresa.

Según señaló el gerente de Exploración y Producción de ANCAP, Héctor De Santa Ana, durante la presentación de la Ronda Uruguay II de licitación de proyectos de exploración en la plataforma marítima del país suramericano, estas perforaciones se realizarán en función de recientes indicios que apuntan sobre la presencia de hidrocarburos en el centro del país.

La perforación busca comprobar si de verdad hay petróleo en esa zona, después de que en marzo se anunciara la existencia de rocas generadoras del "oro negro" en esa región y ayer la empresa recibiera un informe sobre la presencia en la zona de bacterias que se alimentan de hidrocarburos en una concentración superior a la que existe en la cuenca petrolera de Neuquén (Argentina), actualmente en explotación.

De Santa Ana explicó que la exploración de la zona seguirá adelante "aunque no sea rentable económicamente" y prevé que el primer pozo de estudio esté listo en diciembre.

"Se trata de pozos de estudio, orientados a explorar y no a explotar. Si en ese proceso se encuentra petróleo se extraerá, pero ese no es el objetivo del pozo de estudio".

Esta iniciativa tendrá un costo de unos 150.000 dólares, que provendrán de fondos de la empresa.

Los responsables de la empresa informaron que en el hipotético caso de que hubiera petróleo en la zona, poner un pozo en funcionamiento no tardaría más de dos años, por lo que "es posible que en algún momento Uruguay explote petróleo autóctono".

Por otra parte, ANCAP presentó los planes para la ronda de prospección en busca de hidrocarburos en el país en la que se pretende ofrecer 15 bloques para la exploración en aguas territoriales uruguayas a empresa privadas.

Esta ronda de prospección se lanzará el próximo día 7 de septiembre.

En 2009 Uruguay logró adjudicar dos bloques para su exploración y explotación a un consorcio internacional integrado por YPF, Petrobrás y Galp.

En la actualidad, la totalidad del petróleo que consume Uruguay es importando, fundamentalmente proveniente de Venezuela, Ecuador e Irán, aunque el país importa en función de las ofertas que se realizan periódicamente en el mercado mundial.