Unos documentos secretos revelan el alcance de los estrechos vínculos que tenía Muamar el Gadafi con el Reino Unido y EEUU, hasta el punto de que las autoridades británicas facilitaron al régimen de Libia información sobre opositores.

Así lo publica hoy el periódico británico "The Independent", que dice haber tenido acceso a unos archivos que muestran que, en virtud de los llamados vuelos secretos de la CIA, EEUU envió a Libia prisioneros para que fueran interrogados.

Los documentos también indican que los servicios de espionaje británicos MI6 entregaron al dictador libio detalles de personas que se oponían a su régimen, agrega el rotativo.

Además, funcionarios británicos ayudaron a redactar el borrador de un discurso para Gadafi cuando éste decidió hace unos años abandonar el apoyo a grupo terroristas y colaborar con Occidente.

Otros documentos revelan que EEUU y el Reino Unido actuaron en nombre de Libia en las negociaciones de este país con la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA).

Según "The Independent", los archivos fueron encontrados en las oficinas privadas de Moussa Koussa, la mano derecha de Gadafi y exministro de Asuntos Exteriores que huyó al Reino Unido tras la revolución que empezó hace unos meses en Libia.

Los documentos aportan detalles de la visita que hizo hace unos años a Trípoli el laborista y entonces primer ministro británico Tony Blair, cuyo despacho solicitó que la entrevista con Gadafi se mantuviera en una tienda de campaña.

"El número 10 (de Downing Street, residencia oficial del jefe de Gobierno británico) quiere que el primer ministro se reúna con el Líder en una tienda de campaña. No entiendo por qué los ingleses tienen tanto interés en la tienda de campaña", agregan los textos.

Tras la llegada de Koussa al Reino Unido, numerosos políticos pidieron que éste fuera interrogado en relación con la participación del régimen libio en asesinatos perpetrados en el extranjero, como el de la agente de policía británica Yvonne Fletcher, que murió frente a la embajada de libia en Londres en 1984 por disparos efectuados desde la legación diplomática.

Según la información del "Independent", Moussa habría copiado numerosos documentos antes de salir de Libia.