Elementos de las fuerzas militares de Estados Unidos y de la Organización del Tratado Atlántico Norte (OTAN) mataron a un hombre que había estado bajo arresto en el campo de detención de Guantánamo y que se había integrado a la red al-Qaida al volver a Afganistán, dijeron funcionarios el sábado.

Sabar Lal Melma, que fue liberado de Guantánamo en 2007 tras cinco años de permanecer detenido, había estado organizando ataques en la provincia de Kunar, en el este de Afganistán, y financiando operativos de grupos insurgentes, dijo el capitán Justin Brockhoff, vocero de la OTAN.

Un comunicado emitido por la OTAN describió a Melma, de 49 años, como "un afiliado clave de la red al-Qaida" que mantenía contacto con miembros de alto rango de al-Qaida en Afganistán y Pakistán.

Las tropas rodearon la casa de Melma en la ciudad de Jalalabad el viernes por la noche y lo mataron a tiros cuando salió del edificio sosteniendo un fusil de asalto AK-47. Otras personas fueron detenidas.

Un guardia de la vivienda, Mohammad Gul, dijo que un grupo de soldados estadounidenses escaló los muros del complejo aproximadamente a las 11:00 de la noche e irrumpió en la casa, matando a Melma en el ataque. Otras tres personas fueron arrestadas, dijo Gul.

En agosto, Melma fue detenido durante cinco días, dijo Gul.

Melma no era el primer ex detenido en reincorporarse a las fuerzas insurgentes. En 2009, el Pentágono dijo que 61 detenidos, cerca del 11%, liberados de Guantánamo se reintegraron a los combates. Los expertos han puesto en duda la validez de esa cifra.

Cerca de 520 detenidos en Guantánamo han sido liberados o transferidos a otras prisiones en diferentes partes del mundo.

____

Los reporteros de The Associated Press Heidi Vogt y Adam Goldman contribuyeron con este despacho desde Kabul.