El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, reafirmó hoy su respaldo al líder libio, Muamar al Gadafi, desconoció la legitimidad del Consejo Nacional de Transición libio como autoridad legítima en el país africano y advirtió que la OTAN "ha sembrado vientos y cosechará tempestades".

Durante el acto de celebración del 32 aniversario de fundación del Ejército nicaragüense, que comenzó con más de dos horas de retraso, Ortega acusó a la OTAN de estar apostando "a una locura" y alertó que los países del Magreb son "pueblos volátiles".

"Los fundamentalistas no tienen ninguna duda de colocarse una carga y explotarla y esas son las fuerzas que se están desatando. Por eso digo que la OTAN está sembrando vientos y va a cosechar tempestades", advirtió.

"La OTAN bombardeando y destruyendo a una nación y tratando de asesinar con esos bombardeos al líder legítimo de esa nación, nuestro querido hermano, compañero Muamar el Gadafi", acotó Ortega, en su primera mención del dirigente africano desde que se agudizó la guerra en el país norteafricano.

Según Ortega, "hay una verdadera borrachera belicista" de los países que integran la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), pero que no deberían de cantar victoria.

"Están en Libia. Ahora dicen que va a ser Siria, después no sé si van a ser los palestinos o Irán", continuó.

"Como decía el presidente de Francia (Nicolás Sarkozy): ¿entonces hacia dónde va el mundo y la seguridad misma de los pueblos europeos, que no han consultado a nadie para lanzar todas esas operaciones?", inquirió.

Insistió que en la situación de Libia se debe agotar el diálogo como salida a ese conflicto.

"Lo primero sería suspender bombardeos de la OTAN y después establecer un diálogo entre las fuerzas de Gadafi y el Consejo Nacional de Transición y que Libia decida su futuro", propuso.

"Mientras tanto nosotros no estamos reconociendo al CNT, no podemos reconocerlo", remarcó el gobernante nicaragüense, que acusó a ese Consejo de ser "un instrumento de las fuerzas de la OTAN".

Ortega insistió que la OTAN "está sembrando vientos" en los países del Magreb, que integran Túnez, Libia, Argelia, Arabia Saudí, Marruecos y Mauritania, pero que no deberían cantar victoria.

"¡Qué no canten victoria!. Se están apresurando a cantar victoria, como buenos colonialistas e imperialistas creen que se puede repetir la historia de cuando ellos convirtieron al continente africano en esclavos al servicio de sus ambiciones imperiales", anotó.

El gobernante nicaragüense dijo que los especialistas se vuelven y se volverán "locos para buscar cómo controlar ese avispero que han alborotado allí en la región, porque hay fuerzas allí desplazándome y movilizándose".

Asimismo, El líder sandinista denunció que la OTAN, principalmente el presidente francés, "están amenazando a Irán, que no son cinco millones de habitantes, que son los que tiene Libia".

"Irán son 70 millones de habitantes y su poderío militar no es el que tiene Libia. El poderío militar de Irán es mucho más fuerte y desarrollado que el que tenía Libia", apuntó.

Ortega consideró que Sarkozy se cree "Napoleón". "Tendrá la misma altura de Napoleón, pero no hay punto de comparación con Napoleón", matizó.