Una segunda agencia federal investiga uno de los más grandes sistemas escolares en Ohio por posibles violaciones a derechos civiles.

La división de Derechos Civiles del Departamento de Justicia de Estados Unidos y la fiscalía federal en el norte del estado buscan diferencias en la manera en que las escuelas públicas de la ciudad de Toledo disciplinan a los estudiantes de minorías raciales, y la forma en que el distrito ofrece servicios a estudiantes que no hablan inglés como su lengua materna.

Esta investigación es la continuación de otra hecha en 2010 por el Departamento de Educación federal respecto de quejas de que el distrito no ofrece a los estudiantes de raza negra recursos equitativos a fin de prepararlos para la universidad y sus carreras.

Mike Tobin, portavoz del Departamento de Justicia, dijo al periódico local The Blade (http://bit.ly/pKeu5K) que cree que la investigación fue desatada por quejas hechas por miembros de la comunidad.

Una carta del Departamento de Justicia fechada el 12 de julio dice, "el Departamento realiza una pesquisa preliminar sobre las quejas que hemos recibido, pero recalcamos que no hemos podido concluir si es que se ha violado alguna ley federal".

A finales de abril, funcionarios del Departamento de Justicia se reunieron con miembros de la Liga Urbana de la zona metropolitana de Toledo y la Alianza estratégica Hispano/Latina para escuchar las preocupaciones de la comunidad. El presidente de la Junta Educativa de Toledo, Bob Vásquez dijo a The Blade que las quejas que surgieron en la reunión lo sorprendieron.

"Nunca me habían hecho saber que alguien le hubiera hecho algo a un estudiante o personal por su raza, credo o color, intencionalmente", dijo, "porque yo estaría indignado".

El Departamento de Justicia envió una carta al distrito escolar después de la reunión, pidiendo información respecto de cada caso en que le llamaron a la policía por algún incidente en terrenos escolares, detalles de las quejas de discriminación racial en disciplina estudiantil desde 2008 y una lista de los estudiantes disciplinados desde 2009, enlistados por raza, escuela y otras categorías.

Además, se pidió información sobre servicios ofrecidos a estudiantes que hablan inglés como su segunda lengua.

Jim Gault, director académico de las escuelas públicas en Toledo, le dijo al periódico que el distrito cooperará con todos los requerimientos.

___

Información de The Blade, http://www.toledoblade.com/