La tormenta tropical "Lee", que ha obligado a las autoridades de Nueva Orleans (EE.UU.) a declarar la ciudad en estado de emergencia, avanza con lentitud y sus intensas lluvias podrían causar "extensas inundaciones" en Luisiana, Misisipi y Alabama.

Mientras, el huracán "Katia" continúa desplazándose sobre aguas abiertas del Atlántico sin que represente por el momento peligro para zonas pobladas, informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU., en su boletín de las 00.00 GMT.

"Lee", que se formó hoy en el Golfo de México, en la costa sur de Luisiana, se mueve hacia el norte a seis kilómetros hora y se espera que se dirija hacia el norte o noroeste el sábado.

En esta trayectoria, el centro de "Lee" se aproximaría a la costa sur de Luisiana el fin de semana.

Arrastra fuertes lluvias que ya empapan al sureste, sur y centro de ese estado.

"Se esperan lluvias sobre el sureste de Luisiana, el sur de Misisipi y el sureste de Alabama hasta el domingo y se prevé que podrían causar extensas inundaciones, sobre todo en áreas urbanas", advirtieron los meteorólogos.

El pasado día 29 se cumplió el sexto aniversario de las inundaciones que el devastador huracán "Katrina" provocó en Nueva Orleans, donde murieron alrededor de 1.800 personas.

En el Panhandle de Florida, en el noroeste del estado, también se pronostica que la tormenta arroje torrenciales lluvias y cause peligrosas olas.

"Lee" mantiene vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora y se pronostica que siga intensificándose gradualmente en las próximas 48 horas.

Se encontraba a las 00.00 GMT de hoy a 290 kilómetros al oeste-suroeste de la desembocadura del río Misisipi y a 275 kilómetros al sureste de Cameron, Luisiana.

Permanece un aviso de tormenta (paso del sistema en 36 horas) para la costa del norte del Golfo de México, desde Pascagoula (al oeste del Misisipi), hasta el paso de Sabine, en Texas, incluida la ciudad de Nueva Orleans, el lago Pontchartrain y el lago Maurepas.

Las grandes compañías de petróleo y gas que operan en el Golfo de México comenzaron el jueves a evacuar sus plataformas en esa zona como medida de prevención.

Entretanto, el huracán "Katia", que amenaza con cobrar intensidad, es un ciclón de categoría 1, la mínima en la escala de intensidad Saffir-Simpson de un máximo de cinco, con vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora.

"Se pronostica un fortalecimiento adicional durante las próximas 48 horas", vaticinó el CNH, con sede en Miami.

El ciclón se encontraba a las 21.00 GMT a 1.015 kilómetros al este del norte de las Antillas menores y se desplazaba hacia el noroeste a 19 kilómetros por hora.

Se espera que "Katia" continúe en esa dirección durante los próximos dos días.