La Unión Europea intentará presionar más en lo económico al gobierno de Siria para que cese la represión que ha dejado unos 2.200 muertos, dijo el sábado la representante de política exterior del bloque tras reunirse con los cancilleres de las 27 naciones miembros.

Empero, los cancilleres no adoptaron una posición común sobre el pedido de reconocimiento como estado independiente que seguramente presentarán los palestinos a fines de mes en la Asamblea General de la ONU, agregó Catherine Ashton.

La funcionaria habló en una conferencia de prensa al concluir dos días de reuniones informales entre los cancilleres de la UE sobre las relaciones del bloque con sus vecinos. El encuentro tuvo lugar en la ciudad turística de Sopot en las costas del Báltico en Polonia, que ocupa ahora la presidencia rotativa de la UE.

Ashton dijo que la situación en Siria, donde meses de protestas callejeras contra el régimen del presidente Bashar Assad han sido reprimidas a sangre y fuego, ha causado "crecientes preocupaciones".

El viernes, la UE prohibió la importación de crudo sirio y sus derivados.

"Su propósito es presionar en lo económico para lograr un resultado político, el cese del derramamiento de sangre y ayudar al pueblo de Siria en sus legítimas aspiraciones", dijo Ashton. "Y seguiremos presionando para encontrar formas de lograrlo y apoyar a la gente" de Siria.

En Bruselas continuarán las conversaciones sobre nuevas medidas de presión para lograr que el régimen de Damasco atienda los pedidos de la UE.

La ONU estima que unas 2.200 personas han sido muertas desde marzo en las protestas callejeras semanales. Los manifestantes saben perfectamente que serán recibidos a balazos por las fuerzas de seguridad y los francotiradores.

En el proceso de paz del Medio Oriente, dijo Ashton, los ministros analizaron la mejor forma en que la UE podría respaldar a israelíes y palestinos en sus negociaciones, pero no emitieron declaración alguna sobre un posible estado palestino.

"No es el momento de que la UE discuta la respuesta a una resolución de ese tipo porque seguimos sin saber su contenido, si es presentada", explicó Ashton. "Creemos que depende del pueblo palestino decidir lo que quieren hacer".