El movimiento talibán paquistaní reivindicó hoy el secuestro de unos 30 menores registrado ayer cerca de la frontera de Pakistán con Afganistán, informaron los medios de comunicación locales.

Un portavoz de la red talibán de Pakistán (TTP, siglas en urdu), Ehsanulá Ehsan, aseguró que la decisión sobre la eventual liberación de los pequeños la tomará la 'shura', o consejo talibán, según el canal televisivo "Dunya".

Según la versión inicial de los hechos, los aproximadamente 30 menores estaban celebrando el fin del mes sagrado del Ramadán, pero cruzaron accidentalmente la frontera hacia la parte afgana y fueron tomados por insurgentes.

Oficiales de la región tribal paquistaní de Bajaur, de donde proceden los pequeños, aseguraron entonces que fueron talibanes afganos los responsables del secuestro.

Durante los últimos meses se han producido varios ataques transfronterizos, con acusaciones mutuas de Pakistán y Afganistán sobre la pasividad del vecino para frenar a las redes yihadistas.

Los talibanes paquistaníes recurren a todo tipo de extorsiones o a ataques armados para controlar territorio y vencer a las tribus o milicias antitalibanes, apoyadas por el Ejército paquistaní.

Los secuestros son relativamente frecuentes en Pakistán, sobre todo en la provincia suroccidental de Baluchistán y en el vecino noroeste, plagado de grupos talibanes, aunque los niños no acostumbran a ser tomados como rehenes.