El Gobierno de la India firmó hoy un acuerdo de alto el fuego con el Frente Unido para la Liberación de Assam (ULFA), uno de los movimientos armados más activos del noreste del país, informó el ejecutivo en un breve comunicado.

El acuerdo, que recoge un alto el fuego bilateral, fue firmado por representantes del Ministerio indio del Interior y de la guerrilla en Nueva Delhi, en presencia de funcionarios de Assam, una conflictiva región del olvidado noreste indio.

"Hemos firmado un acuerdo de suspensión de operaciones con el Gobierno central. Esto allana el camino para mantener conversaciones de tipo político", dijo a la agencia india IANS el secretario de relaciones exteriores del ULFA, Sasha Choudhury.

El ULFA, un grupo terrorista que ha cometido atentados a lo largo de más de tres décadas, había ofrecido este año un alto el fuego unilateral, y en julio tuvo lugar una primera ronda de diálogo a la que asistió el ministro indio de Interior, Palaniappan Chidambaram.

"Hemos acordado un alto el fuego pero por ahora no vamos a entregar las armas", aclaró hoy Choudhury.

El ULFA se encuentra virtualmente dividido entre la facción que defiende las conversaciones, liderada por su presidente, Aravinda Rajkhowa, y la que prefiere sostener la lucha armada, encabezada por el llamado comandante en jefe del movimiento, Paresh Baruah.

Baruah afirmó hace apenas 20 días en un comunicado que el ULFA no debe mantener "ningún diálogo si este no reconoce la soberanía de la región".

En el estado de Assam y las demás regiones del noreste de la India, unidas al resto del país por apenas una lengua de tierra, operan una veintena de grupos armados separatistas, que recurren a ataques y atentados para hacer oír sus demandas.