La mayoría de las zonas recientemente deforestadas en la selva amazónica se utilizan para pastoreo del ganado, dice un estudio del instituto brasileño de investigación espacial.

El informe difundido el viernes indica que el 62% de los 719.000 kilómetros cuadrados (277.607 millas cuadradas) despejados desde el 2008 son ocupados por animales que pastan.

El director del instituto, Gilberto Cámara, dijo en una conferencia de prensa que parte de la zona deforestada ha sido abandonada por los agricultores. Agregó que un 21% se está regenerando como bosque en forma natural.