El Gobierno de Etiopía ayudará a la niñera etíope que sufrió quemaduras tras ser agredida por la familia del líder libio, coronel Muamar al Gadafi, informó hoy Etv, la televisión estatal de ese país del Cuerno de África.

Shewaye Molla, de 30 años, tiene el rostro y la cabeza quemados por el agua hirviendo que le derramó la esposa de Aníbal al Gadafi, uno de los hijos del coronel, por no poder evitar que llorara su hijo.

"Ella (la esposa de Aníbal) me llevó al cuarto de baño. Me ató las manos a la espalda y también los pies. Me tapó la boca y empezó a echarme agua hirviendo sobre la cabeza", aseguró Molla el pasado domingo a la cadena estadounidense CNN.

Ahora, el Gobierno etíope trabaja para que la niñera pueda recibir atención médica en Londres, declaró a Etv el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Etiopía, Dina Mufti.

Mufti agregó que el Ejecutivo etíope está recabando información sobre el caso, y hará todos los esfuerzos para que Molla pueda abandonar Libia y recibir una indemnización por los abusos padecidos.

La joven había permanecido en la casa de Aníbal hasta que la descubrieron los rebeldes libios que el pasado mes se hicieron con el control de Trípoli, donde se apoderaron de la residencia de Muamar al Gadafi, que sigue en paradero desconocido.

El Gobierno de Adis Abeba reconoció el pasado mes a los rebeldes del Consejo Nacional de Transición (CNT) como nueva autoridad de Libia.