El presidente Sebastián Piñera inauguró el sábado la conmemoración del décimo aniversario de la Carta Democrática Interamericana, a la que asisten 12 cancilleres de la región.

Al inicio del acto conmemorativo, el mandatario chileno, quien pidió un minuto de silencio por la tragedia que le habría costado la vida a los 21 personas que viajaban en un avión militar a la isla Robinson Crusoe, destacó que la fecha es muy importante para la Organización de los Estados Americanos (OEA) y para la democracia en el continente.

Piñera dijo que la carta fue firmada el 11 de septiembre de 2001, el mismo día en que se perpetró en Estados Unidos el ataque a las torres gemelas. Y evocó también que en un 11 de septiembre, pero de 1973 se alteró la democracia en Chile con el golpe de estado que encabezó el fallecido ex dictador Augusto Pinochet (1973-1990).

El presidente recordó el primer artículo de la Carta Democrática que se refiere a que todos los pueblos americanos tienen derecho a la democracia y que sus gobiernos tienen la obligación de promoverla y defenderla.

"La democracia es esencial para el desarrollo social, político y económico de los pueblos de las Américas", expresó el gobernante derechista chileno.

Además de la presencia de los 12 cancilleres, entre ellos los de Argentina, Perú, Uruguay o Paraguay, también concurre a la conmemoración William Burns, subsecretario de Estado de Estados Unidos.

El domingo, en el cierre de los actos conmemorativos, los cancilleres participarán en un panel sobre 'El futuro de la democracia en las Américas: su protección y profundización", tema que será introducido por Diego García Gayán, presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Al final del debate el canciller chileno Alfredo Moreno resumirá las exposiciones con un documento que reflejará la renovación del compromiso democrático suscrito hace 10 años.

Los actos conmemorativos se realizan en la sede del Congreso, en el puerto de Valparaíso, 120 kilómetros al noroeste de esta capital.