El tenista suizo Roger Federer alcanzó los octavos de final del Abierto de Estados Unidos tras superar a Marin Cilic por 6-3, 4-6, 6-4 y 6-2, en un partido en el que el croata obligó al tercer cabeza de serie a subir de revoluciones en su juego, respecto a los dos anteriores partido.

Federer comenzó el partido sin grandes sobresaltos, aprovechando su oportunidad para lograr el 'break' y apuntarse la primera manga. Pero Cilic elevó su nivel de juego en el segundo, comenzó a poner en apuros al suizo con sus potentes golpes, al que tampoco le dio opción alguna con su servicio. Un oportuno 'break' en el décimo juego permitió al balcánico empatar el partido.

El suizo reaccionó de forma inmediata rompiendo el servicio a Cilic en el primer juego de la tercera manga, pero el croata le devolvió la moneda en el siguiente.

El partido se desarrolló con una gran igualdad, con el croata jugando a un gran nivel, hasta que en el noveno juego a Cilic, con punto de 'break' en contra, el árbitro le dio un aviso de tiempo con su saque y éste cometió a continuación una doble falta que le dejaría en bandeja a Federer la tercera manga.

Cilic acusó mucho anímicamente el golpe y volvió a la dinámica de errores del primer set. El de Basilea, viendo herido a su pieza, no dudó en apretar a su rival y se llevó con facilidad el cuarto set, tras 2 horas y 40 minutos de partido.

En octavos de final, Federer se enfrentará al vencedor del partido entre el argentino Juan Mónaco y el alemán Tommy Haas.