Los abogados del médico Conrad Murray, el único acusado de la muerte de Michael Jackson, solicitaron un nuevo aplazamiento del juicio, previsto para este mes, para que se pueda revisar el tema del aislamiento del jurado, según una carta difundida hoy por la prensa.

Durante una audiencia en agosto, un juez del condado de Los Ángeles rechazó una petición de los abogados de Murray, médico personal del cantante, para que el jurado sea aislado durante un juicio que se prevé muy mediático.

Por ello, en una carta de 28 páginas divulgada hoy por la prensa, los abogados de Murray piden al juez que lleva el caso que retrase el juicio hasta que un tribunal de apelaciones falle sobre el asunto del aislamiento del jurado.

"Dada la notoriedad internacional del señor Jackson, sería imposible para un jurado examinar las noticias en televisión o internet sin ver un titular sobre el juicio", argumentan los abogados en la carta.

El juicio por la muerte del cantante se fijó en un principio para el mes de marzo y fue pospuesto hasta mayo por falta de tiempo de preparación para fiscalía y defensa, para posteriormente sufrir un nuevo retraso hasta el 8 de septiembre, cuando se prevé que comience la selección del jurado.

Jackson falleció el 25 de junio de 2009 a los 50 años, víctima de una sobredosis de medicamentos, entre ellos un potente anestésico hospitalario de nombre propofol que supuestamente le administró Murray, quien se enfrenta a una pena de hasta 4 años de cárcel por un delito de homicidio involuntario.

Murray es el único acusado en este caso y siempre ha defendido su inocencia.

Según la fiscalía, el médico fue el responsable de suministrar a Jackson el cóctel de medicamentos que acabó con su vida.

Los días antes de su muerte, el "rey del pop" estaba realizando en Los Ángeles los ensayos de cara a la gira veraniega que iba a comenzar en Londres con el título "This Is It" y que dieron origen a más de 100 horas de grabaciones que sirvieron para realizar el documental póstumo estrenado en 2009 con ese mismo título.