El exdelantero argentino del Lazio, Mauro Zárate, quiere demostrar finalmente quién es con la camiseta del Inter, después de las temporadas llenas de altibajos en el equipo romano.

Durante la presentación oficial, Zárate que llegó al club milanés en el último día de mercado, cedido durante una temporada y con una opción de compra de 15 millones de euros (21 millones de dólares), afirmó que "ningún jugador puede decir que no al Inter".

"Me tocará demostrar quién soy y si soy un jugador del Inter", agregó el exjugador del Velez, Al-Sadd y Birmingham City.

El delantero argentino confirmó que en su contrato existe una prima que cobrará si logra superar la décima asistencia, por lo que prometió que este año "pasará más el balón".

"Juego siempre al ataque e intento marcar la diferencia con mis jugadas, con los goles y con las asistencias, pero, quizá, intentaré esta temporada pasar más el balón", añadió.

Para Zárate, el Inter puede ser además un trampolín hacia la selección. "Espero jugar bien y poder realizar mi sueño: jugar con la selección argentina", explicó

Respecto a las divergencias con el entrenador Edy Reja, que le han llevado a salir del Lazio, Zárate explicó que nunca ha tenido problemas por su carácter.

"Tras hablar con Reja decidí que era el momento de nuevos desafíos, pero lo que nos dijimos son cosas del vestuario que no tienen que salir de allí", agregó.

La rotura con la Lazio del argentino, de 24 años, fue total después de que Reja le excluyó de la convocatoria del 18 de agosto para la fase preliminar de la Liga Europa, por lo que Zárate abandonó la concentración.

Zárate, que llevará el número 28, explicó que "es estupendo encontrar tantos argentinos en el equipo" y que ya le han dado buenos consejos.