Carlos Zambrano permanecerá inactivo el resto de la temporada después que termine su suspensión de 30 días el 11 de septiembre, informaron el viernes los Cachorros de Chicago.

El equipo indicó que le pagarán al problemático pitcher venezolano después que termine la suspensión, pero señalaron que no hay tiempo suficiente para que se ponga en condiciones para lanzar.

Los Cachorros también anunciaron que una apelación radicada a nombre de Zambrano será atendida por el sindicato de jugadores, Grandes Ligas y el equipo después de la temporada.

Zambrano vació su casillero y habló de retirare tras permitir cinco jonrones y ser expulsado de un encuentro ante Atlanta el 12 de agosto.

El derecho dijo entonces que su intención era regresar al estadio al día siguiente, pero que su agente Barry Praver le recomendó que no lo hiciera "porque estábamos en medio de discusiones con la unión y los Cachorros".

Los Cachorros colocaron a Zambrano en la lista de jugadores inhabilitados al día siguiente, y dijeron que el derecho no recibiría su salario ni participaría en las actividades del equipo por 30 días.

"Fue una situación decepcionante y ahora dejaremos que las cosas sigan su rumbo", comentó el manager Mike Quade el viernes antes del partido contra los Piratas de Pittsburgh. "Eso es todo. Ahora veremos qué sucede con la querella. Ellos tomaron sus decisiones y esa es la situación ahora".

Este fue el más reciente incidente de indisciplina de Zambrano, que en ocasiones anteriores criticó públicamente a su taponero Carlos Mármol y también estuvo a punto de pelearse con Derrek Lee en el dugout.

Cuando le preguntaron si Zambrano todavía puede ser un buen lanzador en las mayores, Quade respondió: "Lo era. Dependiendo de lo que pase con esto, todavía puede aportar algo. Los números lo respaldan".

Zambrano tiene marca de 9-7 y 4.82 de efectividad en 24 salidas esta temporada, y 121-85, con 3.60 de efectividad, en su carrera en las mayores.

Los Cachorros ficharon a Zambrano por cinco años y 91,5 millones de dólares, un contrato que expira en 2012.