Bill Belichick fue el Entrenador del Año en la NFL. Tom Brady fue el Jugador Más Valioso. Los Patriots de Nueva Inglaterra tuvieron la mejor marca y anotaron la mayor cifra de puntos.

Y por segundo año consecutivo fueron eliminados en su primer juego de playoffs.

Eso sucede cuando tienes una defensa que batalla en jugadas de tercer down y que no puede provocar las entregas de balón que inclinen la balanza de un juego.

Así que Belichick recargó su plantel con expertos en poner presión como Shaun Ellis, Andre Carter y Mark Anderson, además del especialista para detener la carrera, Albert Haynesworth, y prepara un esquema defensivo que desafía lo convencional.

¿Será 3-4 (3 linieros y 4 linebackers), 4-3 o alguna variación que mantendrá a la ofensiva tratando de adivinar? Es probable que eso cambie jugada a jugada.

"Me siento a gusto", señaló el linebacker estelar Jerod Mayo, quien fue liberado en el campo para que pueda hacer más cosas. "Entraré en mi cuarto año. El coach Belichick está haciendo cosas diferentes conmigo, así que como quiera que sea estoy dispuesto a hacerlo, ya sea ejecutando las jugadas grandes o sólo sumando muchas tacleadas".

Carter, la séptima selección global en el draft de 2001 y quien pasó los últimos cinco años con los Redskins, fue destructivo en un partido de la pretemporada contra Tampa Bay.

"Siempre es grandioso ser polifacético en cualquier aspecto, ya sea para detener la carrera o ir sobre el pasador", consideró Carter. "Es algo de lo que siempre me he jactado desde que juego este deporte y sólo seguí desarrollando mi juego".

La temporada pasada los Patriots tuvieron récord de 14-2, pero permitieron la octava mayor cantidad de yardas por juego (366,5) en la liga. Peor aún fue su defensa en jugadas de tercera oportunidad, la peor de la NFL al conceder el primero y diez en 47,1% de ellas, pagando el precio de las lesiones e inexperiencia.

Ese porcentaje en tercera oportunidad bajó un poco a 46% en la derrota de playoffs por 28-21 ante los Jets; en la temporada 2009 había sido un abismal 63% al caer en postemporada 33-14 frente a Baltimore.

El cornerback Devin McCourty, quien fue al Pro Bowl como novato la campaña anterior tras registrar 82 tacleadas y tener siete pases interceptados, está emocionado por ver la mejora en la presión sobre los quarterbacks.

"La presión y la defensa secundaria van de la mano", dijo McCourty. "No podemos ser una buena secundaria sin presión al pasador y ellos no pueden ser buenos al ir por el quarterback si no podemos cubrir a nadie".

Belichick también quiere atacar más en vez de esperar y reaccionar a lo que hacen las ofensivas.

"A cualquier jugador que es agresivo le encanta atacar", comentó el nose tackle Vince Wilfork, quien al lado de Haynesworth integrará una verdadera muralla humana en la línea defensiva. "Pero siempre me dijeron que cuando un coach te da la libertad para ir a hacer una jugada, es mejor que hagas que esa jugada cuente".

Por lo general, Brady lo hace. Es por eso que los Patriots ganaron tres Super Bowls. Pero desde el último título sólo han jugado uno en seis años y lo perdieron ante los Giants en la temporada 2007.

Ahora Brady tiene un arma nueva, Chad Ochocinco, para ir con otros dos peligrosos wide receivers veteranos, Wes Welker y Deion Branch.

Rob Gronkowski y Aaron Hernández, de ascendencia puertorriqueña, vienen de extraordinarias campañas de novatos como tight ends. BenJarvus Green-Ellis y Danny Woodhead emergieron como un dúo productivo de corredores. Y la línea ofensiva, ahora que el left guard Logan Mankins tiene un nuevo contrato por seis años, es un grupo veterano.

Agreguen a eso la selección de primera ronda Nate Solder, un tackle de Colorado, y la línea tiene profundidad y calidad.

Brady tiene personal de soporte y viene de una temporada brillante con 36 pases de touchdown, la segunda mayor cantidad en su carrera, y sólo cuatro interceptados, lo menos que ha tenido en una campaña completa.

Pero sus últimos dos juegos de playoffs no han sido así de buenos.

Contra Baltimore perdió un fumble y le interceptaron dos pases en sus primeras tres posesiones. Ante Nueva York, en enero pasado, tiró una intercepción en su primera serie y no pudo remontar un déficit de 21-11 al comienzo del último cuarto, siendo superado en su accionar por Mark Sánchez.

En el juego de exhibición contra los Buccaneers, Brady lideró a los Patriots a cuatro touchdowns en sus primeras cuatro ofensivas. "Pero todavía hay muchas cosas donde necesitamos hacer un mejor trabajo", dijo Brady.

Sí. Sobre todo cuando lleguen los partidos de enero.