El delantero argentino Carlos Tevez confesó hoy en una entrevista con un canal de televisión que tras su actuación en la Copa América entró en una depresión que pagó con la comida, lo que le llevó a engordar "5 ó 6 kilos".

El goleador del Manchester City inglés señaló a Fox Sports que el penalti que falló ante Uruguay en cuartos de final de la Copa América, lo que llevó a la eliminación de Argentina en el torneo continental, fue uno de los momentos más duros de su carrera.

"Fue uno de los peores momentos que me tocó pasar como profesional. Me dolió mucho y todavía me cuesta salir de esa situación. Hay muchísima presión por parte de la gente y desde los periodistas, por eso cuesta mucho, mucho más, jugar en la Selección que en los clubes", afirmó el 'Apache'.

Tras la eliminación "tuve una crisis personal. Engordé como 5 ó 6 kilos y me tuve que internar. Estaba depresivo. Comía y comía", reconoció Tevez.

"Jugar en la Selección hoy te quita prestigio, porque si no ganas te matan. No se puede llegar a ese nivel de maltrato. No presto a atención a todo lo que se dice, pero tengo familia que escucha que soy una mierda y un vende humo. No soy la mierda que dicen que soy", afirmó tajante.

El delantero le quitó importancia a no haber sido convocado por el nuevo seleccionador argentino, Alejandro Sabella, para los amistosos de este mes.

"Con él no hablé pero tengo una buena relación por haberlo conocido cuando era el ayudante de (Daniel) Passarella en el Corinthians. Pero lo importante es que tiene que trabajar tranquilo y conmigo se tiene que quedar tranquilo. Si no me convoca está bien y si me llama estaré disponible para jugar", aseguró.

"Si no juego yo está el 'Pipa' (Higuain), o está el 'Kun' (Agüero), o Messi. No hay que ponerle tanta presión al técnico. Si Higuaín está fino, tiene que jugar él. No tiene que ser tanto quilombo", zanjó.