Corea del Sur permitirá que un grupo de 37 civiles visiten Corea del Norte este fin de semana para asistir a una ceremonia budista conjunta, informaron autoridades surcoreanas el viernes.

El inusual viaje se autoriza mientras las Coreas tratan de reducir la tensión en la dividida península.

El Ministerio de Unificación de Surcorea dijo que el viaje de cinco días comenzará el sábado y es para conmemorar el 1.000mo aniversario de la creación de una reliquia budista venerada por ambos países.

Un grupo budista surcoreano que está organizado el viaje informó que se espera que un pastor cristiano sea incluido en la delegación.

El viaje es el primero en su tipo desde que Seúl restringió el acceso de civiles al Norte el año pasado por el mortal hundimiento de un buque militar. Pyongyang niega haber torpedeado al barco.