El precandidato presidencial republicano Mitt Romney dijo el viernes a una entusiasta multitud de hispanos republicanos que ellos son una "prueba viviente" de los beneficios de la inmigración legal, pero advirtió que quería endurecer la aplicación de la ley contra aquéllos que ingresan al país sin autorización.

Romney, quien abordó los temas de economía e inmigración en una reunión de la Asamblea Hispana Nacional Republicana de Florida, prometió que aseguraría las fronteras si es elegido.

"Soy un gran defensor de la inmigración legal", señaló. "Nuestro país debe hacer un mejor trabajo para asegurar sus fronteras, y como presidente, lo haré".

Romney dijo además que el gobierno federal debe "ser más duro" con empleadores que contratan inmigrantes sin permiso de estancia en el país. Apuntó que cuando fue gobernador de Massachusetts vetó una legislación que hubiera permitido a los inmigrantes que se encuentran sin autorización en el país pagar las mismas tarifas escolares que se ofrecen a los residentes legales del estado, y fortaleció los poderes de los policías estatales para hacer cumplir las leyes de inmigración.

Romney añadió que apoyaba la "construcción completa de un muro de alta tecnología" a lo largo de la frontera Estados Unidos-México.

Se ha construido una cerca en tramos de California y Texas a lo largo de la frontera de 3.379 kilómetros (2.100 millas). Pero en enero se abandonó oficialmente la construcción de una valla virtual en toda la frontera mexicana. Originalmente se esperaba que el proyecto se terminara este año. En lugar de ello, únicamente se construyó una "cerca virtual" operativa en cerca de 85 kilómetros (53 millas) de la frontera con Arizona a un costo de aproximadamente 15 millones de dólares por milla (1,6 km).

Romney elogió a los hispanos congregados en la reunión de Tampa.

"La gente que vino a Estados Unidos no vino por una donación. Vinieron por una oportunidad", dijo Romney. "Eso no es lo que trajo a la gente a estas costas".

El acontecimiento subrayó la importancia de los votantes hispanos para los candidatos republicanos: hay aproximadamente 138.000 votantes hispanos más registrados como demócratas en Florida que como republicanos.

Más tarde por la mañana, Romney inauguró en Tampa su sede de campaña en Florida, justo a unas cuadras de donde se realizará la convención del Partido Republicano en agosto del 2012.