Un comité asesor legislativo de Arizona designado para recomendar mejorías en la seguridad de la frontera entre México y Estados Unidos quiere sostener reuniones privadas con funcionarios del gobierno federal lejos del Capitolio.

La decisión genera dudas sobre si el encuentro cumplirá con la ley estatal de reuniones abiertas.

Funcionarios de las agencias del Departamento de Seguridad Nacional responsables de la seguridad fronteriza e inmigración han rechazado invitaciones para reportar al panel en público pero dijeron estar dispuestos a informar a los integrantes a puerta cerrada.

El legislador Russ Jones, un republicano de Yuma y vicepresidente del panel, dijo que autoridades federales inicialmente consideraban inapropiado presentarse ante un panel legislativo estatal.

Aparentemente su preocupación se centra ahora en la delicadeza de la información que sería presentada sobre inteligencia y operaciones en la frontera, dijo Jones.

"Queremos que se sientan libres de ser tan honestos como sea posible sobre los únicos temas y amenazas que pudieran tener, sin temor de divulgar algo que pueda ser utilizado... por los malos muchachos", dijo Jones en una entrevista el miércoles.

Autoridades del Departamento de Seguridad Nacional no respondieron el jueves a las solicitudes para comentar.

Jones dijo que su panel necesita la información para estar completamente informados antes de redactar un reporte que debe ser presentado para finales de este año.