Esta vez no hubo salida nula para Usain Bolt al clasificarse con autoridad a las semifinales de los 200 metros en el Mundial de atletismo.

Luego de ser descalificado por una salida en falso en la final de los 100 el domingo, el astro jamaicano registró el viernes la segunda largada más lenta de los 53 velocistas en la primera ronda de los 200.

Pero de todas forma logró la mejor marca tras cruzar la meta. Superlativo tras dar la curva, Bolt miró varias veces hacia su izquierda desde el carril exterior, luego puso el freno y cruzó la meta con 20.30 segundos.

Cuando le preguntaron cómo se sentía, Bolt se limitó a hacer un gesto de aprobación con el pulgar.

Y fue así que Bolt demostró que ha olvidado la debacle de lo 100, haciendo que los espectadores en el estadio Daegu rugiesen entusiasmados.

Por culpa de un fallo en el mecanismo que hace sonar la pistola de salida, las eliminatorias arrancaron con un atraso de ocho minutos. Bolt se entretuvo haciendo poses, incluyendo su famosa silueta del relámpago, bailar como un boxeador y hasta movimientos de Kung Fu, para deleite de los espectadores.

Pero fue cauteloso para evitar otra salida en falso, ya que su tiempo de reacción fue de .314.

El segundo más rápido fue el estadounidense Walter Dix con 20.42. Dix viene de ganar la medalla de plata en los 100.