Todo el repertorio de poses y festejos desorbitados volvió, como si hubiese pasado nada.

Luego de la debacle de su eliminación en la final de los 100 metros, Usain Bolt se floreó el viernes en las eliminatorias de los 200 metros.

Aunque cauteloso para evitar salidas en falso, el astro jamaicano supo exhibir su potente zancada. Las dos eliminatorias que ganó para alcanzar la final se caracterizaron por lentas reacciones en los tacos, sprints demoledores en el punto medio y luego el freno al llegar a la meta

"He vuelto a ser el de siempre", dijo Bolt. "Quiero disfrutar la competencia el máximo posible. Sé que sigo siendo el mejor, en eso estoy enfocado".

Quizás Bolt deba tomar apunte de su compatriota Veronica Campbell-Brown, quien se llevó la medalla de oro en los 200 tras haber quedado segunda en los 100.

Campbell-Brown le ganó el duelo a las estadounidenses Carmelita Jeter, la campeona de los 100; y Allyson Felix, quien abdicó su cetro en la distancia tras haberse sido la reina de las tres ediciones anteriores.

La bicampeona olímpica se impuso con tiempo de 22,22 segundo, su mejor marca de la temporada. Aventajó por 15 centésimas a Jeter, quien se quedó corta del primer doblete de la velocidad en dos décadas. Felix figuró tercera con 22.49.

Gracias a los títulos de Dwight Phillips en el salto de longitud y el relevo 4x400, Estados Unidos se consolidó al frente del cuadro de medallas al alcanzar el total de nueve preseas doradas y 16 en total.

Phillips, quien llegó al Mundial en medio de una discreta temporada, acrecentó su condición de mito en su modalidad al atrapar su cuarto título mundial y con ello igualó el récord de otra leyenda, el cubano Iván Pedroso.

Pedroso y Phillips se han repartido ocho de los nueve títulos del salto largo entre 1995 y 2009. De por medio, en 2007, sólo aparece el panameño Irving Saladino, quien no pudo entrar a la final.

Esta vez, Phillips se coronó con un salto de 8,45 metros para vencer al australiano Mitchell Watt y al zimbabuo Ngonidzashe Makusha.

Poco o nada se apostaba por Phillips, luego que el veterano de 33 años figuró décimo en el torneo clasificatorio de Estados Unidos y su presencia en el Mundial se debió a su condición de campeón vigente.

Estados Unidos conquistó su cuarto oro consecutivo en el 4x400, pero la nota sobresaliente fue que Oscar Pistorius ganó una medalla de plata.

"Blade Runner", como se le dice al corredor sudafricano que compite con protésis de fibra de carbono, fue descartado de la cuarteta que disputó la final.

Pero le toca la plata por haber competido en las eliminatorias, haciéndolo a cargo de la primera posta.

La decisión provocó sorpresa, aunque los dirigentes del equipo sudafricano se apresuraron a decir que fue una cuestión de estrategia al valorar que Pistorius corrió el tiempo más lento de los cuatro en la primera ronda.

"Fue duro verlo sabiendo que yo merecía ser parte", dijo Pistorius en su cuenta de Twitter.

L.J. van Zyl, bronce en los 400 con vallas tomó su puesto, en tanto que Shane Victor se encargó de la primera Y fue una decisión atinada, ya que este fue el mejor resultado de Sudáfrica en el relevo largo.

Pero Peet van Zyl, el representante de Pistorius, se expresó contrariado: "Nos sorprendió a todos. Ha sido un palo para Oscar. Fue una decisión que los directivos tomaron por motivos que ignoramos".

Otra atleta de Sudáfrica que está en la mirada de todos es Caster Semenya, quien tras ganar los 800 hace dos años debió dejar de competir al ser sometida a una prueba para verificar su sexo.

Antecedida por resultados mediocres este año, Semenya se clasificó a la final con el mejor tiempo.

También el viernes, el antepenúltimo día del Mundial, la keniana Vivian Cheruiyot completó el doblete en las carreras de fondo. Su título en los 5.000 se sumó al que ganó en los 10.000 en la apertura del campeonato.

Cheruiyot fue escoltada por Sylvia Jebiwott Kibet, con lo que Kenia redondeó su cuarto 1-2 en Daegu y con ello logró colocarse detrás de Estados Unidos en la tabla de medallas, con cinco de oro y 12 en total.

Los otros campeones fueron el alemán David Storl (bala) y la rusa Maria Abakumova (jabalina).

___

Eric Núñez está en Twitter en http://twitter.com/EricNunezAP

Los periodistas de Deportes de AP en Español están en http://twitter.com/AP_Deportes