Los fiscales del Condado de Salt Lake presentaron el jueves una denuncia penal contra una ex trabajadora del estado que según las autoridades ayudó a inmigrantes sin autorización legal a obtener licencias de conducir fraudulentas de Utah.

Evevia Nez fue acusada de cuatro cargos de delito grave de tercer grado por recibir o solicitar un soborno. Cada cargo es punible con hasta cinco años de cárcel.

La residente de Kearns, de 47 años, declinó hacer comentarios y aún no ha sido arrestada.

Los investigadores dicen que Nez trabajó en la oficina de licencias de conducir de Salt Lake City y recibió pagos de 150 dólares por cada licencia que proporcionó en 2008 y 2009. Para obtener una licencia, las personas acudían a la ventanilla de Nez sin tomar un boleto de servicio y decían que habían sido remitidas a ella por un tercero — un hombre llamado Pablino Gómez Plancarte, que también fue acusado en el caso.

Los investigadores dicen que a Plancarte le pagaban 1.500 dólares por cada persona que solicitó su ayuda para obtener una licencia. Dicen que Nez les dijo que acabó el trato en 2010, cuando le dijo a Plancarte que los procesos de expedición de licencias habían cambiado y que si seguían, probablemente serían capturados.

Entre tales cambios se encuentra la obligación de que los conductores presenten documentos — como un acta de nacimiento o una credencial de Seguro Social — para demostrar su residencia en Estados Unidos antes de que la licencia sea otorgada. La División de Licencias de Conducir del estado, un brazo del Departamento de Seguridad Pública, también deberá escanear los documentos y mantener los registros en el archivo, para que no haya manera de eludir el sistema como presuntamente lo hizo Nez, dijo el portavoz de la división Dwayne Baird.

La policía descubrió el plan en febrero de 2010 después de que tres personas detenidas en un retén cerca de Osage, Kansas, tenían huellas dactilares que no coincidían con los nombres de sus licencias de conducir emitidas por Utah, según documentos de la corte. Una cuarta persona en el auto también tenía una licencia fraudulenta.