Los temores de que la economía estadounidense esté estancándose o se hunda de nuevo en una recesión ocasionaron el viernes un desplome generalizado en los mercados de valores del mundo.

Las bolsas europeas ya están sacudidas por los desacuerdos entre la Unión Europea y Grecia sobre cómo reducir el déficit presupuestario. Y en esta coyuntura, un informe sobe la nula creación de empleo en Estados Unidos ocasionó ventas masivas de acciones.

El Departamento del Trabajo anunció el viernes que las empresas estadounidenses no crearon empleo en agosto, un alarmante retroceso para una economía que se afana infructuosamente por crecer y que podría encontrarse al borde de una nueva recesión.

Además, el gobierno indicó que el índice de desempleo sigue atascado en el 9,1%, el peor panorama laboral desde septiembre del 2010.

"El estancamiento en la creación de empleo en Estados Unidos es un mal indicio", dijo el economista Paul Ashworth, de la firma Capital Economics. "La impresión general es que si la economía estadounidense no comienza a contraerse nuevamente, cualquier expansión será muy, muy modesta y será a todas luces inadecuada para reducir el persistente elevado desempleo".

En Londres, el FTSE 100 cerró con una baja del 2,3% a 5.292,03 puntos, mientras que en Francfort el DAX se contrajo 3,4%, ubicándose en 5.538,33 unidades, y en Francia en CAC-40 perdió 3,6% a 3.148,53.

En Wall Street, el índice industrial Dow Jones perdió 253,31 puntos para cerrar a 11.240,26 puntos. Fue la mayor caída en dos semanas. El índice Standard & Poor's 500 cayó 30,45 puntos, un 2,5%, a 1.173,97 puntos.

El Nasdaq cayó 65,71 puntos, un 2,6%, para cerrar en 2.480,33 puntos.

Los temores causados por la crisis de la deuda soberana en Europa reaparecieron tras suspender los inspectores de la Unión Europea el examen de los libros de contabilidad de Grecia.

El euro bajó a 1,4214 dólares de 1,4273 dólares la víspera.

En Tokio, el índice Nikkei 225 bajó un 1,2% a 8.950,74 puntos. En Hong Kong, el Hang Seng retrocedió un 1,8% a 20.212,91.

El índice compuesto de Shanghai bajó un 1,1% a 2.528,28 puntos entre temores sobre el potencial impacto de la revaluación de la divisa.

En los mercados de divisas, el dólar bajó levemente a 76,76 yen de 76,79 yen la víspera.

El crudo de referencia cayó 2,48 dólares o 2,8%, para cerrar en 86,45 dólares en la Bolsa Mercantil de Nueva York. En el mercado londinense ICE, el Brent del Mar del Norte bajó 1,96 dólar, a 112,33.

___

Kelly Olsen en Seúl, Yuri Kageyama en Tokio y Fu Ting en Shanghai contribuyeron a este artículo.