La tenista española Anabel Medina vendió cara su eliminación en la tercera ronda del Abierto de Estados Unidos ante la rusa Vera Zvonareva, segunda cabeza de serie del torneo, tras perder por 6-4 y 7-5, después de dos horas de partido.

La jugadora valenciana saltó a la pista central de la 'Arthur Ashe' sin complejos y planteó un partido muy serio ante la finalista del pasado año, con pocos errores, todo lo contrario que su oponente, muy 'fallona' y que acumulaba diez errores no forzados en apenas cinco juegos.

La española tuvo su oportunidad en el sexto juego, en el que dispuso de dos bolas de 'break' que no aprovechó, lo que acusó en el juego inmediato, ya que perdería su servicio, un hándicap decisivo para la suerte del primer set.

Zvonareva se mostró menos errática en su juego conforme avanzó el partido y como ya había avanzado Medina antes del partido, la rusa fue un "frontón" que le devolvía todo a la española y que la apretaba a la mínima oportunidad que tenía.

El segundo set fue aún mucho más intenso. La rusa desequilibró el parcial al conseguir un 'break' tras un maratoniano tercer juego que duró un cuarto de hora, pero la valenciana no se entregó y recuperó su servicio en el sexto juego.

La jugadora de Torrente desplegó su mejor tenis en esos instantes y dispuso de una bola de ruptura para ponerse con 5-3 y servicio que no aprovechó. La moscovita esperó su momento e impidió que se llegara a la lotería de la muerte súbita para cerrar el partido y clasificarse para los octavos de final.