MANILA, Filipinas.- El púgil mexicano Juan Manuel Márquez llegó a Manila para promocionar el desquite con el filipino Manny Pacquiao, una pelea que ha buscado desde que perdió en una polemica decisión arbitral en 2008.

TOP 10: Lo mejor del boxeo y videos destacados.

"Llevaba esperando esta pelea tres años", declaró Márquez a los periodistas en la capital filipina, al tiempo que aseguraba que se prepara física y mentalmente para la contienda.

El combate entre Márquez, de 38, y el campeón mundial Pacquiao, de 32, se celebrará en Las Vegas, Estados Unidos, el 12 de noviembre próximo y será la tercera vez que se enfrenten estas dos leyendas del boxeo.

La primera vez que se midieron "Dinamita" y "Pacman" fue en 2004 y acabaron en nulo, y el desempate lo ganó el asiático en una controvertida decisión arbitral dividida en 2008.

Desde entonces, el mexicano y el filipino han entablado una buena amistad solo fuera del cuadrilátero.

"Somos amigos fuera del ring; dentro el es un gran luchador", manifestó hoy el campeón mundial de los pesos ligeros, quien tambien quiere asistir al campeonato mundial de billar World Pool Masters que se disputa del 3 al 5 de septiembre en Manila.

Los analistas deportivos filipinos analizaron a fondo a Márquez y algunos, como Ronnie Nathanielsz, opinaron que parecía un poco lento, lo que favorecía la rapidez de Pacquiao, aunque descartaron que Pacquiao pueda noquearlo.

La presencia del mexicano en Manila forma parte de una gira internacional de ambos boxeadores para promocionar el desquite y que les llevarán luego a Nueva York, Los Ángeles y Ciudad de Mexico.