La presidenta argentina, Cristina Fernández, recibió hoy en audiencia al director general electo de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el brasileño José Graziano Da Silva.

"Por primera vez en la historia de la FAO un suramericano dirige esta organización", destacó Fernández, al disertar en la cena anual de la Unión Industrial Argentina, a la que también acudió Graziano da Silva.

El electo director de la FAO también se reunió hoy en Buenos Aires con el ministro de Agricultura argentino, Julián Domínguez, quien destacó que Graziano da Silva "es el espíritu de América Latina en la FAO y el que mejor representa los intereses y potencialidades de nuestra región".

"Junto a la FAO estamos gestando un nuevo paradigma que fortalece la mirada sobre nuestros productores de América Latina, y esto reclama una visión inteligente de la política exterior a nivel mundial", dijo Domínguez, en un comunicado.

El ministro destacó que "Argentina es un proveedor estratégico de alimentos para el mundo" y remarcó la necesidad de desarrollar políticas globales para resolver el problema de la distribución y el acceso a los alimentos y la alta volatilidad de las materias primas agrícolas.