La Corte Centroamericana de Justicia (CCJ) pidió hoy a la opinión pública "comprensión" por seguir sin resolver la demanda promovida por una coalición oficialista contra el Estado guatemalteco por la exclusión de la ex primera dama Sandra Torres de las elecciones de septiembre.

El tribunal regional, con sede en Managua, indicó en un comunicado que han logrado "avances en la aprobación de la sentencia definitiva", sin embargo, explicaron que sus seis jueces, en Corte Plena desde el pasado lunes, analizan "muchos aspectos jurídicos" de derecho constitucional, internacional y comunitario.

La Corte tenía previsto emitir el martes pasado un fallo definitivo sobre esa demanda, no obstante, el presidente de ese tribunal, el hondureño Francisco Darío Lobo, reafirmó que hasta ahora sólo tienen listo el proyecto final, el cual está pendiente de firma.

Lobo dijo a Efe que "el asunto no es nada fácil" y que una serie de "puntos espinosos" impiden el fallo definitivo.

La alianza oficialista guatemalteca conformada por los partidos Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y la Gran Alianza Nacional (GANA) demandó ante la Corte Centroamericana al Estado de Guatemala porque la Justicia de ese país rechazó la candidatura de Torres al considerar que cometió "fraude de ley".

Los magistrados guatemaltecos interpretaron que Torres se divorció en abril pasado del presidente del país, Álvaro Colom, en un intento de evadir la norma constitucional que prohíbe a los familiares cercanos del gobernante de turno optar al cargo.

La Corte realizó una audiencia pública sobre el caso hace ocho días en Managua, en la que el procurador de Guatemala, Guillermo Porras, rechazó al tribunal como autoridad para resolver la demanda al considerar que los magistrados siguieron un "proceso viciado".

Por su parte, el apoderado de la parte acusadora, Danilo Roca, admitió en esa audiencia pública que la ex primera dama ya no participará en los comicios del 11 de septiembre porque "no hay tiempo para su inscripción", pero afirmó que continuarán con la demanda porque "sí hay tiempo para reparar una injusticia".

Según Lobo, la Corte está en capacidad de emitir fallos por unanimidad, mayoría o empate y que, esta última posibilidad, complicaría el caso ya que el tribunal no contempla un mecanismo de desempate.

Los seis magistrados de la CCJ son los salvadoreños Alejandro Gómez y Ricardo Acevedo; los hondureños Lobo (presidente) y Guillermo Pérez, y los nicaragüenses Silvia Rosales (vicepresidenta) y Carlos Guerra.

Lobo ha dicho que Guatemala no tiene magistrados en el organismo por "diferencias políticas" internas, sin más precisiones.