Los inspectores internacionales que revisan las finanzas del Grecia se tomaron un receso de cerca de 10 días pero no hay desacuerdos entre ese grupo de vigilancia y el gobierno griego, dijo el viernes un funcionario del Ministerio de Finanzas de Grecia.

Los inspectores del Fondo Monetario Internacional, de la Comisión Europea y del Banco Central Europeo, conocidos como la troika, se encuentran en Atenas desde el comienzo de la semana para analizar el ritmo de las reformas económicas que debe adoptar Grecia para cumplir con las metas establecidas dentro de un plan de rescate financiero internacional.

Un funcionario del ministerio de Finanzas de Grecia afirmó el viernes que la troika está presionando al gobierno de Atenas para que apresure las reformas estructurales y ha exigido un borrador del presupuesto para el 2012.

Como ese documento no estará listo sino hasta la semana próxima, las negociaciones se reanudarán en aproximadamente 10 días.

El funcionario habló bajo condición de permanecer anónimo pues se espera que el ministro de Finanzas de Grecia, Evangelos Venizelos, ofrezca una conferencia de prensa más tarde el viernes.