Dirigentes de los indígenas bolivianos comenzaron hoy a dialogar con cinco ministros que el presidente Evo Morales designó para intentar frenar la marcha que realizan los grupos étnicos entre la Amazonía y La Paz en rechazo a la construcción de una ruta que atravesará un parque natural.

La reunión se desarrolla en la sede de una universidad pública en el pueblo amazónico de San Borja, adonde llegó ayer la marcha tras recorrer en poco más de dos semanas unos 230 kilómetros desde la ciudad de Trinidad (noreste).

Antes de iniciarse el encuentro, el dirigente de la Confederación de Pueblos Indígenas del Oriente (Cidob), Ernesto Sánchez, explicó en contacto telefónico con Efe que "se va a dialogar en el marco del respeto" y con la esperanza de que atiendan las 16 demandas planteadas por las etnias, sobre todo la referida al proyecto vial.

Los indígenas exigen al Gobierno que la ruta no pase por el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis) porque temen que el proyecto ocasione daños ambientales y promueva la invasión de colonos y productores de hoja de coca.

"La propuesta es que primero vengan cinco ministros (...) Mañana vienen otros cinco y todos los convenios se firmarán con el presidente Morales, si es que hubiera la voluntad de aceptar los 16 puntos que tenemos en la plataforma. Si no hay voluntad, la marcha va a continuar", advirtió Sánchez.

Los ministros enviados por Morales son los de la Presidencia, Carlos Romero; de Obras Públicas, Wálter Delgadillo; de Desarrollo Productivo, Teresa Morales; de Justicia, Nilda Copa, y de Medio Ambiente, Mabel Monje.

Los indígenas aprovecharon el encuentro para reprochar a los ministros por sus constantes ataques a la movilización y les exigieron que se disculpen, sobre todo por la instrucción de Morales a sus bases de campesinos de que enamoren a las indígenas de la Amazonía para convencerlas de que ya no se opongan al proyecto.

"Nosotras no somos cualquier objeto ni estamos para que se burlen. Nunca pensamos que un presidente indígena se burlaría así de nosotras", deploró una de las líderes, no identificada por los medios, durante el comienzo del debate.

Otra de las dirigentes reprochó a Morales por decir que los indígenas de tierras bajas son minoría, al afirmar que esas "minorías le dan el nombre de Estado plurinacional a Bolivia".

El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, ratificó hoy en una rueda de prensa que la ruta debe atravesar por el parque porque técnicamente no hay alternativa, tal como lo subrayó Morales en la víspera.

El Sistema de las Naciones Unidas en Bolivia llamó a las autoridades e indígenas "a realizar los mayores esfuerzos y aportar su buena voluntad" para dialogar y hallar soluciones.

La ONU también instó al Gobierno a "avanzar hacia soluciones concertadas con los pueblos indígenas afectados" por el proyecto vial, "en el marco de la garantía del derecho a la consulta previa" reconocido por la legislación boliviana e internacional.