El gobernador Rick Scott rechazó esta semana una recomendación para reasignar al médico forense del sur de Florida quien figuró en encabezados por muertes de celebridades, incluyendo la de la modelo Anna Nicole Smith.

El médico Joshua Perper dijo que se sorprendió cuando supo que Scott no lo nombraría para otro periodo de tres años, argumentando que le hubiera gustado que la oficina del gobernador le diera una explicación.

"Todavía estoy aturdido porque la oficina del gobernador no se puso en contacto conmigo antes de tomar la decisión de pedir a otro candidato", dijo Perper. "Después de 17 años sería un gesto amable llamarme y decirme cuál es la intención del gobernador".

La Comisión de Médicos Foreneses recomendó que Perper continuara su servicio, pero la oficina de Scott le envió a su presidente una carta el martes pidiendo otras opciones. Perper dijo que la Comisión del Condado de Broward también apoyó que fuera designado nuevamente, de acuerdo con cientos de cuestionarios positivos, que calificaban su trabajo, de parte del fiscal estatal y las oficinas del defensor público y el alguacil.

"El gobernador Scott quiere tener opciones al elegir quién será el medico forense para el Condado de Broward. Es difícil tener opciones si sólo se presenta un nombre", dijo el vocero de Scott, Lane Wright.

Perper se volvió una imagen recurrente en los noticieros nacionales después de que la conejita de Playboy, que tenía 39 años, apareciera muerta en su habitación de hotel en 2007. Perper dijo que no buscaba la notoriedad, pero que su puerta siempre estaba abierta a los medios de comunicación y dijo que en algún momento había dado tantas entrevistas que sentía que tenía un segundo trabajo.

Tiempo después dictó la muerte de Smith como una sobredosis accidental del sedante hidrato de cloral y otros medicamentos. En el sitio de internet de su agencia se puede ver un vínculo al reporte de la autopsia de Smith.

Además de la de Smith, Perper llevó las autopsias de la modelo Krissy Taylor, hermana de la supermodelo Niki Taylor, así como la del lanzador de los Orioles de Baltimore Steve Bechler.

En 2009, clasificó la muerte de la millonaria Bernice Novack como una "caída sin testigos" cuando apareció muerta en su casa. Novack, de 86 años, cuyo esposo fundó el Hotel Fountainbleau, tenía la mandíbula rota y la policía encontró sangre en su auto y en las paredes de su casa, pero concluyeron que no se había cometido un crimen.

Tiempo después Perper cambió de opinión y dijo que la muerte había sido por homicidio. Expresó esta conclusión un día después de que la nuera Novack fuera acusada en la corte de confabular para matar a golpes a Novack. Narcy Novack fue finalmente acusada de arreglar la muerte de Bernice y Ben Novack para poder heredar la fortuna de la familia, según los fiscales.