El fondista etíope Haile Gebrselassie recibió el viernes el premio Príncipe de Asturias al deporte por sus logros dentro y fuera de las pistas.

El corredor de 38 años es uno de los fondistas más exitosos en la historia, dueño del récord mundial en el maratón y campeón olímpico en los 10.000 metros en 1996 y 2000.

Gebrselassie también ganó cuatro títulos mundiales consecutivos en los 10.000 metros y fijó varios récords en pista antes de dedicarse a correr en carretera.

"Considerado el mejor corredor de larga distancia de todos los tiempos, Haile Gebrselassie es un extraordinario ejemplo de sacrificio y superación, que se ha situado durante más de dos décadas en lo más alto de la élite deportiva", señaló la Fundación Príncipe de Asturias.

También destacó su obra social en su país natal.

"Su compromiso con la paz y el entendimiento a través del deporte y su labor humanitaria y social en Etiopía lo han convertido en un referente ético para toda una generación de atletas en el mundo", agregó.

En 2008, y a los 35 años, Gebrselassie se convirtió en el primer atleta que bajó de las 2 horas, 4 minutos en el maratón, para fijar el récord mundial.

En 2010 estuvo a punto de retirarse tras abandonar el maratón de Nueva York, aunque luego volvió a las competencias.

Los Juegos Olímpicos de Londres 2012 podrían ser su última competencia oficial, si es que decide participar.

El premio al deporte es uno de los que otorga cada año la Fundación Príncipe de Asturias. El año pasado lo recibió la selección española de fútbol que ganó la Copa del Mundo.