El Fondo Mundial contra el VIH/SIDA calificó hoy como "sólido" el trabajo que está realizando El Salvador para atender y contrarrestar esta enfermedad, aunque reconoció que se debe reforzar el área de derechos humanos.

"Desde el análisis hasta la evaluación se han tomado en cuenta las prioridades del país en lo que se refiere a la epidemia del VIH, es decir la respuesta que tienen para este problema es muy sólido", dijo Elizabeth Ponce, coordinadora del equipo de consultores del Fondo Mundial, que del 22 al 27 de agosto evaluaron el trabajo nacional contra el VIH/SIDA de este país.

Durante la presentación del informe preliminar de la consultoría, Ponce, de origen ecuatoriano, reconoció también que existe un "vacío" entre lo que dicen las estrategias en papel y lo que en verdad "existe", en referencia a que las estrategias no contienen todo lo que el país en verdad está realizando por lo que debería incluirse.

"En el aspecto de derechos humanos habría que también introducir cosas nuevas, tal vez reforzar estrategias en el aspecto de derechos humanos" entorno a esta enfermedad, añadió.

La consultoría realizada por siete evaluadores internacionales destacó, entre otras cosas, que al programa salvadoreño le "faltan mecanismos, indicadores y actividades que garanticen la confidencialidad y privacidad para la realización de pruebas de VIH".

Entre las fortalezas señaló la inclusión de la Asamblea Legislativa y la Procuraduría de Derechos Humanos dentro de los actores responsables de la implementación del programa contra el VIH/SIDA.

El informe final será presentado a mediados de septiembre, según dijo a Efe Olivier Letouzé, representante del Fondo Mundial en El Salvador, quien además agregó que todavía debe pasar por otro proceso de evaluación antes de ser publicado.

"Con este informe el país puede solicitar financiamiento a nivel mundial para seguir luchando contra el VIH/SIDA", precisó Letouzé.

En total, a nivel mundial se analizaron los programas o estrategias de 10 países, de los cuales, El Salvador es el único de Latinoamérica.

Según Letouzé, el resto de países son de Asia y África, a los que no identificó.

Por su parte, el representante del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre VIH/SIDA (ONUSIDA) en El Salvador, Herbert Betancourt, dijo a Efe que aunque se ha logrado estabilizar la enfermedad en el país, "no se ha podido bajar la cifra de contagios diarios de entre 5 a 6 personas, y eso nos da alrededor de 2.000 personas contagiadas al año", añadió.

"El Salvador está después de Guatemala, después de Belice, casi igual que Honduras pero está en peores condiciones que Nicaragua y Costa Rica, digamos que estamos a nivel medio" en cuanto a transmisión del virus, expresó Betancourt.

De acuerdo con datos del Ministerio de Salud, el primer caso de contagio en El Salvador se registró en 1984 y desde ese año hasta el 31 de marzo pasado se contabilizaban 17.536 personas con VIH y otras 8.801 en etapa sida, para un total de 26.337 infectados.