El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó hoy el desembolso de 1.480 millones de euros (2.101,6 millones de dólares) para Irlanda tras completar la tercera revisión del programa de apoyo financiero, y aseguró que la economía irlandesa "está mostrando signos de estabilización".

Con este tercer crédito, el FMI ha desembolsado un total de 8.800 millones de euros (12.496 millones de dólares), del total de 21.820 millones de euros (30.984,4 millones de dólares) acordados dentro de la contribución del organismo internacional al programa de ajuste económico y estabilización financiera de Irlanda.

"La economía irlandesa está mostrando signos de estabilización y los condiciones del mercado financiero también han mejorado recientemente", dijo Naoyuki Shinohara, subdirector gerente del FMI, en un comunicado.

Shinohara afirmó que "las autoridades de Dublín han puesto en práctica reformas del sistema financiero que son el centro de la respuesta irlandesa a la crisis, y la recapitalización de los bancos ha sido completada con la participación de inversores privados".

Asimismo, el Fondo indicó que el gobierno irlandés ha implementado "un considerable ajuste fiscal" y tiene previsto presentar este año un plan de consolidación fiscal para 2012-2015 para reducir el déficit a menos de un 3% del PIB en 2015.

"La implementación continuada y oportuna del programa resulta esencial para apoyar la recuperación en marcha, limitar los riesgos de contagio y restablecer la confianza de los mercados", subrayó Shinohara.

El Fondo indicó que, según los recientes indicadores económicos, el Producto Interior Bruto (PIB) de Irlanda volverá a retomar la senda positiva en 2011, tras la aguda crisis económica que obligó a Dublín a solicitar ayuda financiera internacional a finales de 2010.

El Servicio Ampliado del Fondo (EFF, por su sigla en inglés) forma parte del total de los 85.000 millones de euros (120.700 millones de dólares) que conforman el paquete de ayuda internacional a Irlanda, en el que también participa la Unión Europea.