El tenista serbio Novak Djokovic sigue intratable en su temporada de ensueño y alcanzó la tercera ronda del Abierto de Estados Unidos tras desarbolar al argentino Carlos Berloq, por 6-0, 6-0 y 6-2, tras una hora y media de partido.

El número uno mundial no tuvo piedad de un oponente muy inferior al que barrió de la pista como si fuera un ciclón. El de Belgrado, tras una temporada muy cargada de partidos, buscó guardar energías para empresas mayores y puso la directa desde el primer punto del partido.

El resultado fue inapelable, un doble 6-0 en 49 minutos, que dejaba bien a las claras sus intenciones. No fue hasta el decimoquinto juego cuando Berloq pudo poner fin a la sangría y cerrar un parcial de catorce juegos en contra tras romper el servicio de Nole ante la algarabía de los aficionados que llenaban la central 'Arthur Ashe'.

En la tercera ronda, el campeón del Abierto de Australia y Wimbledon se enfrentará a un rival que le exigirá mucho más, el ruso Nikolay Davydenko, quien pese a haber firmado este año una discreta actuación siempre es un adversario incómodo.

En seis ocasiones se han enfrentado ambos jugadores, con un balance favorable al balcánico de cuatro victorias, la última de ellas hace apenas unas semanas en el Masters de Montreal, en la que Djokovic se impuso por 7-5 y 6-1.