La secretaria del Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU., Janet Napolitano, aseguró hoy que no se ha detectado una amenaza "verosímil" de un posible ataque de Al Qaeda coincidiendo con el décimo aniversario del 11S, aunque se el país se mantiene en "vigilancia máxima".

"Al acercarse el décimo aniversario de los atentados terroristas del 11 de septiembre, la seguridad del público estadounidense sigue siendo nuestra principal prioridad", dijo en un comunicado.

La secretaria reiteró que aunque no hay información "verosímil" de que Al Qaeda o sus aliados estén planeando ataques en Estados Unidos en esa fecha se mantiene "un estado de vigilancia máxima, con las medidas de seguridad listas para detectar y frustrar ataques".

Napolitano señaló que las amenazas continúan pero el país es "más fuerte" de lo que era el 11 de septiembre del año 2001 y está "mejor preparado" para enfrentar las posibles amenazas.

La seguridad nacional "es una responsabilidad que compartimos y todos desempeñamos un importante papel de ayudar a mantener la seguridad de nuestras comunidades", enfatizó Napolitano.

Su Departamento, que fue creado tras los atentados, ha liderado la campaña "If you See Something Say Something" ("Si ve algo, diga algo") para involucrar al público en esta tarea.

En este sentido, pidió a las autoridades locales y al público que se mantengan atentos e informen de cualquier actividad sospechosa a las autoridades locales y agentes de la ley. EFE