Una depresión tropical que avanza lentamente el viernes hacia las costas del Golfo estadounidense podría generar hasta 50 centímetros (20 pulgadas) de lluvias en la región.

El gobernador de Louisiana declaró el jueves estado de emergencia por la amenaza de rápidas inundaciones.

Las alertas de tormentas fueron emitidas desde Misisipí hasta Texas, incluyendo Nueva Orléans.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos informó que el sistema podría provocar de 25 a 38 centímetros (10 a 15 pulgadas) de lluvia en algunos puntos.

La depresión también podría convertirse en la tormenta tropical Lee, la 12da de la temporada de huracanes del Atlántico.

En las primeras horas del viernes, los vientos sostenidos máximos eran de 56 kilómetros por hora (35 millas). El sistema estaba prácticamente estacionado en el Golfo, pero el centro de huracanes prevé que podría comenzar a moverse hacia el noroeste en el transcurso del día.

"Vaya, esta podría ser una fuerte y prolífica fuente de lluvias", dijo el meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos, Frank Revitte.

De acuerdo con el centro de huracanes, los vientos máximos sostenidos podrían alcanzar los 96 kilómetros por hora (60 millas) para el sábado, menores a los casi 120 kilómetros por hora (74 millas) de un huracán.

Mientras la temporada de huracanes está alcanzando su nivel máximo en el Atlántico, los expertos están vigilando tres alteraciones. Además de la depresión tropical en el Golfo, la tormenta tropical Katia sigue girando en aguas abiertas, tras debilitarse después de ser huracán. Sin embargo, los meteorólogos prevén que Katia podría ganar nuevamente fuerza.

Los meteorólogos informaron que Katia estaba la tarde del jueves a 1.336 kilómetros (830 millas) al este de las Islas Leeward y se movía hacia el oeste a casi 26 kph (16 mph) con vientos máximos sostenidos de cerca de 113 kph (70 mph).

En tanto, otro sistema, uno de baja presión que avanza lentamente está a unos 724 kilómetros (450 millas) al sur de Nueva Escocia, Canadá, y el viernes temprano tenía 60% de probabilidades de convertirse en ciclón tropical en los próximos dos días.