El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dijo hoy, en el cuarto día de la tercera fase de su quimioterapia, que está como petroquímica "echando humo" a raíz del tratamiento e insistió en que se encuentra sano, pero "atacando las amenazas" por el cáncer que le fue detectado en junio pasado.

"Cuarto día de la quimioterapia, que me tiene como una petroquímica (....), echando humo. Parezco una petroquímica", afirmó el gobernante al dirigirse a su canciller, Nicolás Maduro, en un contacto telefónico durante un acto celebrado en Miraflores (sede de la Presidencia) y transmitido por la televisión estatal.

Explicó que por los medicamentos "bebe agua" todo el tiempo y señaló que este tratamiento va "atacando cualquier amenaza", esa "enfermedad terrible", de la que, aseguró, saldrá "definitivamente".

Dijo que repite "con gran fe en Dios y en Cristo" que está sano. "Sano, pero atacando las amenazas", complementó el jefe de Estado, que agradeció el gesto de un peregrino que caminó 500 kilómetros desde la ciudad de San Fernando de Apure (oeste) a esta capital.

"Yo hago una sola promesa grande: voy a vivir y a vivir y a luchar. Estoy sano y seguiré sano y sanaré completamente todo", agregó.

"Viviré, venceré y el año que viene candidato seré y presidente seré de nuevo con el favor de Dios y de la virgen", reiteró.

Chávez permanece desde el sábado pasado en el Hospital Militar de Caracas, donde recibe el tercer ciclo de quimioterapia para continuar con el tratamiento contra el cáncer que inició en La Habana.

El 30 de junio pasado el gobernante informó de su enfermedad y la intervención quirúrgica a la que había sido sometido diez días antes en Cuba para extirparle un tumor canceroso.