El presidente Hugo Chávez afirmó el viernes que culminó en "inmejorable" condición la tercera fase de la quimioterapia a la que se sometió esta semana como parte del tratamiento que sigue para combatir el cáncer que padece desde mediados de año.

Dando saltos como gimnasta, levantando los brazos y lanzando golpes de gancho cual si fuera un boxeador, Chávez abandonó el viernes el Hospital Militar Carlos Arvelo, de Caracas, donde se sometió esta semana a un tercer ciclo de quimioterapia.

El gobernante, de 57 años, fue dado de alta el viernes en la "mejor condición pues no solamente anímica sino físicamente", dijo el director del referido hospital, coronel Earle Siso, a la televisora estatal.

Chávez indicó a la estatal Venezolana de Televisión (VTV) que su condición era "inmejorable", y que durante la semana de tratamiento recuperó "más de un kilo" que le permitió llevar su peso a 88,5 kilogramos "ya en la última de la quimio que es más suave".

"Terminamos hoy con los exámenes hemoglobina, glóbulos blancos", agregó.

"Ahora estoy desmontando pie en tierra, sin caballería", expresó el gobernante, ataviado de traje militar verde oliva y boina roja, tras mostrar ante las cámaras sus bíceps.

El gobernante reiteró que se lanzará como candidato para los comicios presidenciales del próximo año, y dijo que "el 4 de febrero del 2012 es que yo largo mi caballería rumbo a las elecciones".

Chávez abandonó el hospital en una camioneta que tenía parte del techo abierto por donde se asomó el mandatario para saludar algunos transeúntes que estaban en las calles contemplando el recorrido de la caravana presidencial en el camino hacia el palacio de gobierno.

El gobernante celebró su salida del hospital con un acto en uno de los patio del palacio de Miraflores donde aprovechó para cantar canciones llaneras. La celebración fue transmitida en cadena de radio y televisión.

Chávez anunció el pasado sábado que se internaría en hospital militar para someterse durante una semana a una tercera etapa de quimioterapia.

Las dos anteriores sesiones que quimioterapia se las realizó Chávez en la Habana entre mediados de julio y agosto. Por efecto del tratamiento Chávez comenzó a perder cabello lo que lo llevó a raparse la cabeza el mes pasado.

Desde que comenzó el tratamiento el gobernante redujo las apariciones públicas y los discursos que solían ser de más de tres horas diarias.

Chávez fue sometido el pasado 20 de junio a una operación en Cuba para extirparle un tumor canceroso en la región pélvica. A pesar de que el gobernante permanentemente ha declarado sobre su enfermedad hasta la fecha no ha informado en que órgano le fue localizado el cáncer y los pronósticos médicos.