Celtic fue admitido nuevamente el viernes en la Liga Europa, después que el club suizo Sion fue expulsado de la competencia por utilizar jugadores inhabilitados.

El presidente del Sion, Christian Constantin, adelantó antes del fallo que el club apelaría la decisión de la UEFA, que era ampliamente anticipada, lo que prolongaría la incertidumbre antes del inicio de la fase de grupos de la Liga Europa el 15 de septiembre.

El comité disciplinario de la UEFA acogió una protesta del equipo escocés, que alegó que Sion utilizó a cinco futbolistas fichados en la pretemporada el mes pasado en los partidos de ida y vuelta por la clasificación a la etapa de grupos. Esa acción violó el embargo de la FIFA sobre las transferencias.

Celtic jugó ambos partidos bajo protesta, y ahora la UEFA le adjudicó triunfos de 3-0 en los dos.

Sion empató 0-0 en Glasgow y luego ganó 3-1 en la vuelta en Suiza. Pascal Feindouno, uno de los futbolistas de Sion bajo protesta, anotó dos goles.

Sion puede apelar ante la UEFA y luego ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo.