La Asamblea estatal aprobó el viernes una propuesta de ley para dar ayuda financiera a universitarios sin autorización para residir en el país.

La iniciativa conocida como Dream Act fue aprobada 45-27 y ahora pasa al escritorio del gobernador Jerry Brown. Permitiría que inmigrantes sin autorización para vivir en país solicitaran una beca universitaria conocida como Cal Grant y la exención llamada en inglés Board of Governors.

"Los legisladores de la Asamblea han demostrado su compromiso para ayudar a desarrollar a futuros arquitectos, doctores, maestros, científicos y expertos que son cruciales al éxitos de la economía de California", dijo en un comunicado el asambleísta Gil Cedillo, autor de la medida.

Los inmigrantes podrían solicitar Cal Grants sólo si es que hay fondos restantes después de que todos los universitarios residentes han pedido y recibido esta ayuda. También se aprobaron dos cambios: la ley entraría en vigor en enero del 2013 en vez de julio del 2012 y sólo cubriría a universitarios que pueden matricularse como estudiantes residentes del estado, o sea graduados que han cursado al menos tres años de secundaria o en escuelas alternativas en California.

De ser aprobada, la ley tendría un costo de unos 13 millones de dólares por año, de acuerdo con Arturo Chávez, director de distrito de Cedillo.

La Asamblea aprobó la iniciativa dos días después de que el Senado hiciera lo propio.

El Dream Act es parte de un paquete de dos propuestas de Cedillo, demócrata por Los Angeles. Se diferencia del Dream Act federal porque este último es una propuesta que allanaría el camino a la ciudadanía para aquellos que llegaron al país sin autorización cuando eran niños.

El mes pasado, Brown promulgó la primera parte de este paquete, aprobando becas privadas y préstamos para estudiantes que viven de manera ilegal en el país.

---

E.J. Támara está en Twitter en @ejtamara